Mi blog de rarezas, lo que me pasa, lo que veo, lo que leo,
lo que escribo, lo que sueño, lo que pienso,
lo que siento, lo que hay, lo que me gusta y lo que no,
pero sobre todo mi amor por mi hijo,
entre miles de chifladuras más!

viernes, 22 de abril de 2011

Fantasías de Princesa.


Desde que era muy pequeña, desarrollé un gran gusto por las princesas de Disney (contrario a lo que cualquiera que haya leído esta entrada pueda imaginar). Mis películas favoritas eran La Sirenita y La Bella y la Bestia; Cenicienta y la Bella Durmiente eran como para cuando me sentía realmente ñoña; y Blanca Nieves es la única que jamás me gustó, de hecho me caía mal.

Las dos primeras las llegué a ver infinidad de veces, me sabía todas las canciones y cada argumento. Intuyo que la música fue gran influencia para que me gustaran tanto, porque estas dos películas son las que más y mejores canciones tienen. Ahora que soy una adulta (quizás no muy madura que digamos, pero sí una adulta legalmente), creo que entiendo algunas otras razones un poco más… complejas, por las que ese par en especial me hacían soñar con ser como sus protagonistas. Y hace poco, después de ver la nueva versión de Rapunzel, Enredados, me puse a pensar en esto.


La sirenita me fascinaba porque a través de ella podía ver el mar como un lugar mágico y luminoso, no como el enorme abismo oscuro y lleno de peligros que realmente es y que tanto me aterra. Además de creo que envidiaba su relación con el rey Tritón; yo nunca tuve a mi padre cerca para que me prohibiera cosas o me regañara, lo veía pocas veces y nunca se preocupó por ponerme un hasta aquí en mis desmadres. Eso le tocaba a la pobre de mi jefa, y debo confesar que pocas veces rendían frutos sus esfuerzos.


Otra cosa es que el príncipe Érick (o como se escriba) es el más guapo de todos los príncipes ¿o no? Yo digo que sí, por que, por ejemplo, el de Cenicienta (que no tengo idea de cómo se llame) es bastante insulso; y Felipe, el de La Bella Durmiente, es realmente feo. Caso aparte es el de Bella y Bestia, pero no me adelanto.


La bruja del mar es lo mejor del mundo marítimo, la adoro, tan simpática ella. Ambiciosa como ella misma claro, pero ¿quién no iba a caer en sus engaños con esas canciones tan movidas XD? ¡Y su jardín de ‘almas en desgracia’!, creo que desde entonces ya latía en mi esa vena perversa, jijiji.

Mi canción favorita es la que canta el cangrejo cuando el príncipe y Ariel salen de paseo, díganme si no es hermosa.




En cuanto a La Bella y la Bestia, bueno, creo está por encima de cualquier otra película animada (en mi lista, claro). Siempre estuve enamorada de la bestia, así, tal cual; cuando el hechizo se rompía y regresaba a su estado gallardo y principesco, dejaba de gustarme. Recientemente he pensado que esto era como el inicio de mi fascinación por otras bestias (peores), como los hombres lobo y cosas de esas. Incluso he terminado por darme cuenta de que mi fijación se ha convertido en fantasía… pero sexual. Creo que en otra ocasión hablaré de eso.


El tal Gastón siempre me causó repulsión, odio a las personas egocéntricas y engreídas que, además son ignorantes y huecas. Porque digo, si vas a ser un creído por lo menos deberías ser un poco culto y tener con que defenderte de las agresiones (verbalmente, sin músculos de por medio). Pero, los que no más son insoportables porque sí, realmente caen muy pero muy mal. Y la maldad mal enfocada de este personaje tampoco me caía muy en gracia.


He de confesar que no puedo elegir una escena o alguna parte de la película en especial que me guste más que las de más (aunque como envidié siempre esa biblioteca enorme), pero supongo que no es de sorprenderse que todas las apariciones de la bestia me llenen de sensaciones y suspiros. Como su ira irreprimible al ordenarle a Bella que lo acompañe a cenar y el brinco enorme que pega cuando le informan que “no vendrá”, luego va y aporrea la puerta… pero lo raro es que la puerta no se rompe ni nada; y eso que estamos hablando de que la fuerza de la creatura era extraordinaria. Creo que las puertas de esos castillos las hacían muy resistentes.

Y por supuesto que está la parte más triste: cuando Gastón (una vez que invadió el castillo) lo encuentra todo melancólico y la Bestia… simplemente decide no defenderse. Ya nada vale la pena… aunque creo que sí es muy tirado al drama XD Después de todo ¿para qué romper el hechizo si como bestia estaba perfecto?, así por lo menos Bella estaba segura de que nunca sería comida por los lobos. De haber sido yo, habría dejado que cayera el último pétalo de la rosa…

Y no, tampoco puedo elegir una canción favorita, todas son bellísimas; aunque creo que esta es la más espectacular:









Y creo que ahora sí me debrayé de más, y sólo puedo concluir diciendo que casi estoy segura de que no importa cuantos años pasen (ni qué pase en esos años), lo más probable es que, si llego a vieja (digo ‘si’ por eso de que siempre he querido aplicar la “vive rápido, muere joven y deja un cuerpo hermoso”), bueno, si llego lo haré viendo La Sirenita y La Bella y La Bestia, recordando que ellas me han acompañado desde mi más tierna e inocente infancia... ¡¡y también seguiré cantando las canciones!!, faltaba más. Hasta la próxima!!!

10 comentarios:

la chula dijo...

wooow exactamente esas 2 son mis favoritas .
la bestia me encanta, es la ejemplificación de como debe ser un hombre feo fuerte y muy caballeroso jaja .

(hablando de fantasías , los hombres lobo uuuy woow sería un sueño).



un beso amiga

la chula dijo...

aaa esa song de la sirenita la tengo de ringtone

alcorze dijo...

Qué buena entrada sobre disney y tu opinión sobre las películas.

Esa filosofía punk que comentas también la tuve yo en tiempos, pero luego los hijos nos hacen cambiar ;D

Besos!

Sonix dijo...

Me ha encantado conocerte un poco más a través de tus gustos en cuanto a películas Disney... yo recuerdo muy poco de las que vi, quizá no me gustaban tanto las princesas porque me parecían tontas perdidas y no me sentía identificada con ellas. En cambio, me gustaban las películas con algo más de aventura, no sé. Recuerdo por ejemplo que una de las que más me hizo llorar fue El Rey León, por motivos obvios. Pero creo que desde muy pequeña ya tenía la cabeza "envenenada" por libros como los de Stephen King, no me atraían las princesas. Aún así, siempre me ha gustado la historia de La Bella y la Bestia, como a ti. ^^

reptilio dijo...

yo no las he visto todas, tan bien me molestan las personas egocentricas y las "yo lo se todo", creidos, creo que la ultima que vi fue la de la rana o el sapo, por aca andaremos!

Buen dia!

Roxe dijo...

Como decia Ford Farlaine:
¡Increibleble!

reptilio dijo...

Karlita:: vente a la fiesta te estamos esperando

Karlita la + Bonita dijo...

@la chula: claro!! creo que si yo tuviera un hombre como la bestia... o una bestia como hombre (maldita pervertida XD) sería feliz!!

@alcorze: eso sí, no se puede ser tan egoísta y dejarlos solitos, nuestro deber es prepararlos para el mundo.

@Sonix: la verdad es que al principio pensaba hacer una entrada muy superficial, pero ya ve, escribiendo a uno le sale lo cursi,m jeje. Y a mi también me fascina El Rey León, tanto la uno como la dos, y muchas otras de Disney (los Aristogatos, los adoro), creo que sí soy un poco ñoña, aunque no me siento taaan orgullosa de eso XD

@reptilio: pues deja te digo que esa de la princesa y el sapo no me gustó tanto, no es la mejor, jeje

@Roxe: temo pasar por ignorante, pero lo se´re más si no lo pregunto, ¿quién es ese??

@reptilio: una vez más te digo que quedé fascinada con tu post!!!

Muchas gracias por andar por acá y dejarme sus comentarios!!! Besos!!

Roxe dijo...

Es un personaje de una película, una comedia, un detective rockanrolero, que solía decir esa frase cada dos por tres: "Increibleble". Lo que viene a decir que soy pelín fricki.

Karlita la + Bonita dijo...

@roxe: jajajaja, bueno, por lo menos me sacaste de la duda y descuida, que todos tenemos algo de freaks.

Free Bat MySpace Cursors at www.totallyfreecursors.com